Guía del cuidado del zapato

Nuestros productos están diseñados y fabricados con los más altos estándares de calidad en materiales y componentes. Algunos de estos materiales son delicados por tratarse de materiales naturales como la piel y el ante. Pueden detectarse pequeñas variaciones de color que no son fallos de fabricación sino diferencias dentro de la textura debidas a la base natural de la piel. Durante nuestro proceso de fabricación se controlan los procesos y materiales para evitar en lo posible cualquier error de fabricación.

CALZADO DE PIEL

El calzado de piel necesita una limpieza regular con algún tipo de cera o crema del mismo color que el material. Si no es posible encontrar el mismo color, aconsejamos utilizar cremas de color neutro. Antes de usar esta crema asegúrese de la piel está limpia pasándole un trapo seco.

CALZADO DE ANTE O NUBUCK

Su aspecto elegante y su textura cálida convierten a los zapatos de ante en una gran opción de compra tanto para el invierno como para el verano, pero los zapatos de ante son muy delicados y si no hacemos un adecuado mantenimiento de los mismos, podemos hacer que se estropeen en muy poco tiempo. Tanto el ante como el nobuck, están formados por pelitos así que para retirar la suciedad de tus zapatos de ante, lo mejor es usar un cepillo suave o un trapo seco. Si se te han mojado tus zapatos es recomendable que limpies todo el zapato mojándolo completamente para que el tono del calzado quede homogéneo. Ten cerca un cepillo especial para ante que te permitirá cepillar y limpiar el calzado.

CALZADO SINTETICO

Este tipo de material debe mantenerse limpio utilizando un paño seco. Si el material simula el ante natural, deberán seguirse los mismos consejos que en el caso del calzado de ante o nubuck. SI se trata de un material textil, deberá limpiarse utilizando un paño seco y en el caso de que se haya mojado, tendrá que humedecerse todo el calzado para que quede homogeneizado el color.

CALZADO CON ADORNOS Y PEDRERIA

La pedrería de los zapatos debe ser muy bien cuidada ya que se pueden caer y perderse y no puede ser remplazada en ocasiones. Debe llevar mucho cuidado al llevar este tipo de calzado.

SUELAS NATURALES

Las suelas son productos naturales porosos y flexibles. Por el uso se desgastan y si se mojan se estropean al ser porosos. Se recomienda no mojarlos muy a menudo ya que terminarán por estropearse.

TACONES

Los tacones pueden estropearse al subir escaleras o tropezar en objetos. El conducir con tacones puede provocar que se estropeen los materiales con los que se han forrado los tacones. Por otro lado, las tapas se desgastan con el uso y no debemos dejar que aparezca el clavo que llevan en su interior las tapas, ya que terminarán por romper los tacones y no será posible su reparación. Se aconseja llevar a tiempo los zapatos a un zapatero para que cambie las tapas.